24 de febrero de 2024

El 8 de enero de 2024, la Academia Nacional de la República de Rino Island publicó un artículo de investigación, hecho a partir de los datos de la Universidad Andrés Bello de Chile e investigación propia, sobre la jaiba mora.

Este crustáceo es nativo desde Guayaquil (Ecuador) hasta el Estrecho de Magallanes, y habita en áreas intermareales y a profundidad de hasta 272 metros.

Su aspecto es con caparazón suave, de color violeta con manchas amarillas, posee tenazas robustas y dentadas.

Es un crustáceo muy devorador, con una dieta variada, que incluye otros crustáceos y moluscos.

Las hembras desovan entre julio y diciembre, y producen alrededor de 150.000 huevos. Su ciclo de vida es de alrededor de 40 días en condiciones de laboratorio, estando muy influido por la temperatura del agua.

Los changos, originarios de las zonas costeras donde está más presente la jaiba mora, los pescaban y cocinaban asados en fogatas, cocidos al fuego, en guisos o en sopas.

En la actualidad, los pescadores artesanales siguen esos mismos métodos de pesca con la mira puesta en la sostenibilidad.

Pese a todo, el número de capturas es bastante irregular. Hubo un máximo de 600 toneladas en 1995 y un mínimo de 22 en 2003.