24 de febrero de 2024

El 30 de enero de 2024, tras un golpe de Estado protagonizado por los militantes del partido político Renascimento, Alexandra Primera se proclamó Cónsul de Espíritu Santo, asumiendo el gobierno.

La primera medida de la nueva líder de la micronación fue abolir la monarquía, desterrando a Nazaret I, que ha mostrado comunicados de protesta por la situación interna arrastrada por Espíritu Santo desde hace semanas.

Las primeras medidas del nuevo régimen han sido prohibir los partidos de ideología izquierdista y cambiar el nombre de la micronación a Estado Austral del Espíritu Santo.