El 10 de mayo de 2022, la República de Gabemia anunció a través de su página web oficial y su cuenta Twitter oficial el inicio de una campaña contra el «impuesto rosa».

«Los productos específicos menstruales presentan en numerosos países el mismo Impusto de Valor Añadido que productos y servicios que no son esenciales para la supervivencia» explican en la web oficial de Gabemia.

Ante lo que considera un «afán expropiatorio de los Estados», Gabemia exigirá «un IVA superreducido a este tipo de productos».