El 13 de septiembre de 2022, el Gran Ducado de San Isidro se transformó en Gran Ducado del Pilar, después de varias semanas de inactividad.

El nuevo nombre, según informaron las autoridades del Pilar, se debe a la Virgen del Pilar, patrona de la Hispanidad.

Desde su retorno, el Gran Ducado del Pilar ha anunciado la apertura a la ciudadanía para los judíos sefardíes, aquellos descendientes de Bnei Anusim, a los que se les concederá «facilidad para obtener la ciudadanía pilarense hasta el 17 de septiembre de 2023».

En caso de no ser descendiente sefardí, «el proceso de obtención de ciudadanía será como siempre, si vienen de Filipinas, Guinea Ecuatorial, Sáhara Occidental o Hispanoamérica su proceso será ligeramente más rápido al de los no-hispanos» informaron las autoridades pilarenses a través de su cuenta Twitter oficial.