24 de febrero de 2024

Antonio García Sánchez, presidente de Samacia, comenzó un intercambio de mensajes con Marco Almazán, presidente de la República de Marjantia. Lo que comenzó como una conversación rutinaria entre líderes de micronaciones, pronto se transformó en un innovador campo de batalla contra un mal persistente: la inactividad que asola a las pequeñas naciones.

El 6 de de febrero de 2024, la web oficial de Samacia informó sobre las conversaciones, adelantando también que los dos líderes micronacionales están trabajando en una competición basada en un programa de simulación de fútbol desarrollado en Marjantia.

Esta propuesta surgió, según las autoridades samacianas, para desplegar la agenda de la Conferencia de Micronaciones para el Futuro Sostenible 2023, y de paso ir integrando a Marjantia con otros socios del Tratado de Brenicia como paso previo a su incorporación.