El 27 de junio de 2022, el Reino de Turmogia aprobó un Real decreto por el que prohíbe «todo el arte degenerado en que se muestra el cuerpo humano desnudo u obscenidades que inciten las bajas pasiones en el espectador en todos los territorios de Turmogia.»

Esta prohibición estrecha más el margen de creación de los artistas, sumándose a otras previas como la censura de libros de Harry Potter, considerados satánicos en Turmogia, o la prohibición de las fiestas de Halloween por ser también satánicas.